Acerca de la pintura en polvo

Acerca de la pintura en polvo

Las pinturas en polvo son durables, atractivas, resistentes a los rayones, duraderas y respetuosas del medio ambiente cuando se le compara con otras tecnologías y acabados. Usada para fines decorativos y de protección, las pinturas en polvo están disponibles en un rango ilimitado de colores y texturas y sus avances tecnológicos le permiten ofrecer excelentes propiedades de desempeño. Mientras que las pinturas en polvo son 100% sólidos y básicamente no emiten VOC’s, son muy fáciles de aplicar y te brindan no solo un acabado atractivo, sino que agregan valor a tus artículos pintados.

Que son las pinturas en polvo?

Las pinturas en polvo se basan en sistemas de resinas poliméricas combinadas con agentes enlazadores, pigmentos, agentes niveladores, modificadores de flujo y otros aditivos. Estos ingredientes se funden en una mezcla para luego ser molidos de manera uniforme en un polvo. Un proceso llamado electro depositación por espreo (ESD) es el que comúnmente se usa para la aplicación de la pintura en polvo a un sustrato metálico. Este método de aplicación utiliza una pistola que le confiere una carga electrostática a la pintura, misma que será atraída a la pieza a tierra. Una vez pintada la pieza esta es sometida a un ciclo de tiempo versus temperatura mejor llamado ciclo de curado donde se llevará a cabo la reacción química que producirá grandes cadenas moleculares, resultando en un entrelazamiento químico de alta densidad. Los grandes avances en las tecnologías de las pinturas en polvo le permiten hoy ser aplicados en sustratos no metálicos como plástico y tableros de fibra de mediana densidad o MDF.

En ocasiones una pintura en polvo es aplicada usando un proceso de lecho fluidizado. Las piezas a recubrir son pre calentadas y sumergidas en una tolva o Hopper con lecho fluidizado, la pintura se funde y fluye a través de la pieza para luego ser llevada de nuevo al horno para un post curado dependiendo de la masa, temperatura de la pieza y polvo usado. Sin importar cual sea el proceso de aplicación, las pinturas en polvo son fáciles de usar, amigables con el medio ambiente, de bajo costo y duraderas.

Una pintura en polvo es un acabado de alta calidad que se encuentra en miles de productos de uso diario. Protegen y embellecen desde maquinaria, edificios, áreas de juego infantiles, mobiliario y artículos para el hogar. Las pinturas en polvo son preferidas gracias a su durable y atractivo acabado y su resistencia al impacto, humedad, químicos, luz UV y condiciones agresivas de intemperismo. Además, son una gran elección por sus ventajas ambientales.